¿Quién podrá ser salvo?

 
Se escuchan muchos discursos en los diferentes medios de comunicación sobre un tema que para muchos es controversial: "la Salvación del Alma". Para algunos esto no es importante pues consideran que la vida es una sola, otros creen en el amor incondicional de Dios que se intersa por todos y nos ofrece un don para la eternidad. En la mitad están los que piensan lograr ser salvos sin tener ningún tipo compromiso con el SALVADOR. En este mensaje pretendemos aclarar si hay algo de lo cual debamos ser salvados y qué podriamos hacer al respecto...
 

El alma es esa parte incorporea de toda persona donde se define su esencia, su identidad, su carácter, su personalidad y es dada a las personas para existir. Luego de que Dios hizo el cuerpo, con sus propias manos (Génesis 2:7), nos dio la vida. Luego Dios dio estatutos a nuestros primeros padres, decretos muy sencillos que debían ser cumplidos  (Génesis 2:15-17) pero estos desobedecieron al Creador (Génesis 3:1-13) y perdieron la posibilidad de la Vida Eterna de manera física o natural (Génesis 3:22-24). De allí que el cuerpo se deteriora aunque su alma no se extingue, y necesita un lugar para pasar la eternidad. En la Tierra natural no es posible por los diseños de Dios, sólo hay dos opciones: en el cielo con Dios o en el lago de fuego, preparado para Satanás y sus ángeles (Mateo 25:46).

Pero a pesar de que la humanidad perdió la oportunidad de vivir en Edén, gran parte de esta mucho después empeoró su caminar a tal punto que la maldad y la perversión rompieron el lazo de comunión con Dios. Pero veamos lo que dice la Biblia:

"Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo:¿Quién, pues, podrá ser salvo? Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible."  - Mateo 19:25-26 -

Aquí Jesucristo reconoce que el ser humano no puede salvarse por sus propios medios. Necesita inevitablemente la intervención de Dios, para quien todo es posible. El Maestro conociendo la "historia de la humanidad" completamente y al detalle, siendo enviado por Dios para reestablecer esa comunión perdida, sirve de interlocutor para hablar a quienes desean poder comunicarse directamente con su Creador.

Quien desea ser salvado por Dios, de la condenación eterna, debe recurrir a su Hijo JESUCRISTO, escuchar sus palabras, como lo hacían sus discípulos en aquel momento. Pero no de la manera  como recurrió aquel joven al principio del capítulo 19 del mismo libro de Mateo, que era muy rico y, aunque se dirigió al Señor Jesús y preguntar qué debía hacer para entrar en la Vida Eterna (salvar su alma) recibió la respuesta que Dios mismo ordenó desde un principio:

"Le dijo:¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo." - Mateo 19:18-19 -

... y como que este joven le interrumpió, pues hasta el momento estaba cumpliendo lo establecido por Dios, pero veamos lo que siguió  de la conversación:

"El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud.¿Qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones." - Mateo 19:20-22 -

Amados que mal que este joven se fue triste después de escuchar de Jesucristo  que debía despojarse de "algo" que estaba en un lugar muy importante en su corazón. Pero aun más tri4ste es que todavía está una humanidad desbocada y muy metida en las cosas materiales de este mundo, que ofrecen entretenimiento y no edifican espiritualmente.

De allí que los discípulos le hicieron la pregunta al Maestro que esta en el título de este mensaje, porque al ver la reacción del joven rico, "alejándose triste de su presencia", les dijo:

"Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios." - Mateo 19:23-24 -

Cuando se lee este pasaje en la Biblia es necesio aclarar siempre que el tener mucho dinero NO es malo, sino cuando este se apodera del corazón de una persona a tal punto que cuando llega Dios y demanda algo en la vida de una persona, que afecte sus posesiones, le de la espalda a Dios para seguir aferrado a lo que no se puede llevar a la Eternidad. Pero esto también habla de TODO aquello que tu puedas tener, aún en tu corazón, de lo cual debas despojarte, como aquel "joven rico", sus posesiones. Quizás un hombre o una mujer ajenos (casados con otra u otro), quizás el licor y las fiestas, puede que sea tu propia forma de ver el universo (cosmovisión) donde tus concepciones no coinciden con la verdad de Dios.

TODO aquello que el Creador a marcado como nocivo, malo, venenoso, debe ser sacado de tu corazón, pero el dato que nos arroja las Palabras de Jesucristo es que NO podríamos hacerlo SOLOS. Tu y yo necesitamos la ayuda de Dios para quien todo es posible... ¿Quién podrá ser salvo? Dios envió a Jesucristo, su Hijo Unigénito, para que quien creyera en Él con todas sus fuerzas y le obedeciera viera la Salvación de su Alma.

Reconciliate con DIOS, pidiendo perdón por todos tus pecados e invitando a JESUCRISTO entrar en tu corazón para siempre.

Dios te bendiga.

Hno. Carlos Ruiz